Apertura Año Jubilar Beata Mª Catalina

9 Oct

DÍA 10 – APERTURA DEL AÑO JUBILAR DE SOR Mª CATALINA IRIGOYEN

catalina

“Con ella entraba Dios”. Para todas es conocida esta frase que nos remite a la humilde hija de Santa Mª Soledad Torres. Siguió fielmente las huellas de su Madre y Maestra y consiguió ser una leal discípula de tan gran mujer. Nuestra Hermana debe atraer la mirada de cada Sierva de María, en este año.  Vamos a fijarnos en su vida ejemplar, intentando profundizar en su figura austera, amable y de total “olvido” de su persona en favor de los demás.

Invitamos a las personas que entren en estas insignificantes páginas, a interesarse por su persona, solicitando datos de su vida y sobre todo, teniéndola por intercesora segura ante Dios y nuestra Madre de la Salud.  

 ORACIÓN PARA OBTENER GRACIAS POR INTERCESIÓN DE LA BEATA  Mª. CATALINA

  “Señor Jesús, médico de las almas y de los cuerpos que llamaste a Sor Mª Catalina a consagrarse a ti como Sierva de María para que entregada al servicio de los enfermos fuera para ellos, presencia de tu amor que fortalece y sana. Concédenos esa unión contigo que llenó y movió toda su vida y alcánzanos por su intercesión la gracia que hoy te pedimos para tu mayor gloria. Amén

Para enviar gracias obtenidas, dirigirse a  una comunidad de las RR. Siervas de María Ministras de los Enfermos, o a la siguiente dirección:

Curia General
Serve di Maria
Via Antonio Musa, 16
00161 ROMA – ITALIA

Solemnidad Sta. María Soledad

Soledad y Catalina nuevo

Duplicando gozos y gratitud por nuestras queridas Madre Fundadora, Soledad Torres, y sus fieles hijas que, encarnando su vida y carisma, van elevando vuelo a la santidad, nos disponemos a celebrar en familia consagrada y eclesial, estas figuras gigantes que sólo se distinguen por la “pequeñez evangélica” que acogieron como itinerario, ruta de vida diríamos hoy, para ser en su  sencilla vocación de donación plena a los enfermos y  abandonados, la presencia, el alivio y la esmerada atención que les corresponde por ser los “preferidos de Dios Padre”. 

Compartimos esta doble celebración, unidas a nuestra amada Congregación de Siervas de María Ministras de los enfermos, con feliz orgullo de Hermanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *