Adviento: ¡abre tu vida al AMOR!

3 Dic

María, en adviento permanente. Abierta al misterio, a la Luz, al amor, a DIOS. Recorre este camino, este sendero de paz con María, Ella es adviento, porque: vive en vigilante espera, ora en confiada espera, trabaja en diligente espera, sirve en alegre  espera, comparte en generosa espera, convive en pacífica espera, sufre en serena espera, obedece en confiada espera, camina en ardiente espera, acoge en responsable espera, canta y alaba en feliz espera, bendice y glorifica en gozosa espera. 

Este es el itinerario de María en su apertura dócil y disponible a la elección de Dios para ser su Madre; desde el sí dado al Ángel Gabriel, hasta la fría y luminosa noche en que Su Hijo, Jesús, vino y acampó en nuestra tierra. Acude a Ella y pídele que acompañe esta esperanzada etapa que te lleva al encuentro y acogida de un Dios que se hace Hombre para dignificarte, liberarte, salvarte. ¡Feliz Adviento!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *