Andalucía

M. Encarnación R.Al abrir esta ventana al mundo que nos circunda y contempla, lo hacemos con la mayor de las ilusiones y con la única finalidad de mostrarnos al hombre de nuestros días, desde lo que somos: “Siervas de María, ministrasde los Enfermos”, y desde lo que estamos llamadas a ser: “samaritanas del dolor”.

En un mundo globalizante en el que parece somos y contamos como  “masa”, se nos ofrece una oportunidad de presentarnos como amantes defensoras de la individualidad única y sagrada del ser humano; de ser presencia silenciosa pero real,  en su “soledad más sonora”: la enfermedad. Con total respeto a ese indivíduo único, imagen del Dios Amor, la Sierva de María le prodiga: cercanía, asistencia, dedicación y libertad a su más alta dignidad de persona humana.  Vive, por fe y el humanismo más elemental, la responsabilidad de cultivar y salvaguardar los valores humano-divinos, que construyen una convivencia cívica, fraterna y evangélica.

Como Superiora Provincial de esta querida región andaluza, Madre Angeles Lombardo Luque, invita a todo el que así lo desee, a encontrarse con esta parcela del Señor, de la Iglesia y de la Congregación, cuyo nombre queremos honrar con nuestra sencilla pero significativa presencia de personas Consagradas cerca del hombre desvalido y enfermo que, en su ambiente familiar recibe y disfruta de una atención: esmerada, gratuita e integral a toda su persona.

¡Entra, Conócenos, contáctanos!

ESTABLECIMIENTO DE LA  PROVINCIA

En el año 1912 el estado de la Congregación era floreciente, y su desarrollo abrió la esperanza de ampliar fronteras. Por eso se creyó oportuno y conveniente establecer la división de Provincias, para facilitar el Gobierno y la mejor atención, tanto de las Comunidades como del personal, ya que para una Superiora General, era demasiado extenso el campo de acción sobre el que tenía que ejercer su autoridad.

La entonces M. General, Dolores Serrano, llegado el octavo año de su generalato, y de común acuerdo con su Consejo, tomó la decisión de ampliar las Constituciones y dividir la creciente (o reciente) Congregación en Provincias. Atendiendo a las diferentes regiones geográficas españolas, se establecieron cinco Provincias, correspondiendo por orden alfabético a la de Andalucía la primera.

Orientó con gran acierto en esta distribución el P. José M ª Valera, S. J. Provincial de Castilla. Su experiencia y conocimiento de estas realidades, las puso a disposición de M. General, siendo de gran provecho y orientación en esos primeros pasos tan difíciles siempre, en empresas delicadas y de transcendencia como ésta.

Andalucía, como se ha dicho anteriormente, encabezó la lista comprendiendo las casas de: Castilla la Nueva, Extremadura, Andalucía, Islas Canarias y Argentina. Abarcaba un total de 32 Comunidades, de las cuales 14 se dedicaban exclusivamente a la asistencia domiciliar, 13 trabajaban en Hospitales, dos eran Asilo de Ancianos, otras dos Asilos de niñas con asistencia a domicilio y un Colegio también para niñas conjuntamente con asistencias.

Con el paso del tiempo la situación fue cambiando, tanto de personal como de actividades; fueron estableciéndose otras Provincias a las que pasaron algunas de las casas que pertenecían a Andalucía por su cercanía geográfica.  Se ha hecho un gran recorrido hasta nuestros días, con una historia floreciente en vocaciones, actividades apostólicas, asistencia a enfermos en abundancia. Un buen plantel, profetizado parabolícamente por nuestra Madre Fundadora, sobre esta fecunda tierra andaluza cuando en uno de sus viajes por esta región española, exclamó admirada: ¡hijas mías, mirad qué arregladitos tienen los andaluces sus campos!

Actualmente y dada la situación real que vive la Vida Religiosa en este ya conocido 2º milenio,  la situación de la Provincia se ha modificado por completo. Actualmete, hablamos del año en curso, 2010, sus casas se han reducido notablemente, contando con  9 comunidades situadas en las siguientes Provincias o poblaciones:  Sevilla, Almería, Badajoz, Córdoba, Granada, Jaén, La Laguna (Tenerife), Lisboa en Portugal y Málaga.

 

3 Replies to “Andalucía

  1. Cuantas más cosas conozco, leo, o escucho de las Religiosas ” Siervas de María” más las admiro y en la medida de mis posibilidades las imito y sigo. Que el Señor las bendiga.

    • Gracias, María y nos alegramos mucho te gustara la gran película de “Luz de Soledad”
      Sí, ojalá la vean y admiren por todas partes. Y sobre todo, la imitemos en su fiel y dinámica entrega al
      que sufre por cualquier motivo. Que Dios nos bendiga y redima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *