La Laguna

FUNDACIÓN (1899)

El día uno de Septiembre de 1899, llegaron a La Laguna las primeras Siervas: Sor Rosalía Sanz, Sor Jesús Gómez, Sor Sabina Ibarre, Sor Rita Pina y Sor Amparo López, acompañadas de una Comisión de la Junta de Señoras de la Sociedad de la Caridad. Fueron recibidas con muestras de regocijo en la Iglesia del Hospital, por los miembros de dicha Asociación.

Una vez instalada la comunidad,  comenzaron a ejercer su misión asistencial con total dedicación a los enfermos hospitalizados, pues era esa la intención conque se solicitó la presencia de las Hermanas en aquella Isla, dado que e estado del Hospital era lamentable. En breve se levantó y mejoró el Centro en todos los aspectos saliendo de la postración en que se hallaba.

No satisfechas con esta labor hospitalaria, la Madre Camino, pensó extender el apostolado a toda la ciudad, para lo que pidió otras dos Hermanas de asistencia a domicilio. Obtenido el permiso de M. General, fueron enviadas para tal cometido dos Hermanas. Abrieron una suscripción para ayudarse y convivieron en el mismo hospital con el resto de la Comunidad.

Fue necesario ampliar y reformar el espacio que ocupaban, lo que se pudo hacer gracias a la generosidad de D. Mariano Yesque, presbítero, beneficiado de la S. I. Catedral.

Muchas mejoras se hicieron en el  Centro, gracias sobre todo a las Sras. de la Junta, por lo que el funcionamiento de la asistencia a los enfermos, sufrió un cambio considerable que aportó notable reputación a la Institución. Y así funcionó hasta que por decisión de los Superiores Mayores, las Hermanas dejaron de prestar sus servicios en aquel Hospital.

Actualmente su ministerio se centra sobre todo en lo específico de la Congregación, o sea: “asistencia domiciliar a los enfermos y preferentemente de noche”. Atienden además a multitud de personas que acuden a pedir “bocadillos” para satisfacer una necesiadad tan elemental como es el sustento de sus cuerpos. En este servicio de caridad, las Hermanas practican la obra de misericordia de  “dar de comer al hambriento”, como aprovechan a ser testimonios del evangelio con la palabra y acogida.

Desde el año 2005, existe un Voluntariado de cuyo funcionamiento hablamos en la página dedicada al Apostolado.

Residencia actual: C/ Obispo Rey Redondo, 59 – Tel: 922 25 99 88

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *