Casa de Sevilla

FUNDACIÓN (1890)

En esta capital andaluza, se encuentra la sede de la Provincia, donde reside la Superiora Provincial, en la actualidad Madre Ángeles Lombardo, junto con algunos miembros de su Consejo que, en total, son cinco.

Conjuntamente comparten esta casa central, la propia comunidad que en la actualidad cuenta con 20 Hermanas, venerables por sus cargados años de entrega y servicio al carisma y espiritualidad propios; otras, aunque sean las menos,  llenas de vitalidad y juventud.  Se dedican al ministerio  de asistencia “esmerada y gratuita a los  enfermos preferentemente en sus domicilios”. Las que por sus limitaciones y edad avanzada no pueden desempeñar estos ministerios, atienden los menesteres normales de una casa o comunidad.  Todas con esa fuerza y empuje que caracteriza a la Sierva de María.

 

 

Sevilla rica en historia, en cultura y tradiciones, fe y religiosidad, tierra de “María Santísima”; Sevilla monumental, de una belleza a la que han cantado poetas, escritores y artistas de todos los tiempos; Sevilla abierta y distinguida por la acogida de sus gentes, en esta bonita tierra no podía faltar el “campo dilatado”…, para curar y sanar heridas, con el mimo y esmero característico de las Siervas de María.

En esta ciudad sevillana un venerable Prelado, D. Enrique Almaraz, tuvo la feliz inspiración de introducir en su Diócesis una fundación de Religiosas dedicadas al cuidado de los enfermos; lo que se verificó el día 13 de Junio de 1891, fecha en que llegaron la Hermanas: M. Gracia Vinuesa, Sor Rafaela Fresno y Sor Elvira Alvarez.

La Venerable Orden Tercera de San Francisco establecida en la iglesia de San Buenaventura las acogió y ofreció cobijo en un humilde Hospital que esta Orden tenía, con la condición de que asistiesen a los hermanos pobres y enfermos que allí residían; ofrecimiento que para las Hermanas fue providencial y que aceptaron con gratitud.

La vida de la Comunidad en aquel humilde Hospitalico de Ancianos fue mejorando progresivamente con la presencia de las Siervas, que pudieron cubrir sus muchas necesidades con los donativos de familias agradecidas, como el Sr. Alcalde, Marqués de Paradas y la Sra. Condesa, Vda. De Cazal, quien donó una imagen de talla con el título de la Salud.

Permanecieron las Hermanas en el Hospitalico de Ancianos, desde 1890 hasta 1911, años en los que surgieron dificultades de diferentes proporciones y tipos,  lo que obligó a los Superiores Mayores plantear la posibilidad de comprar una casa propia.

EL día 9 de Diciembre de 1910, llegaron a Sevilla la M. General, Dolores Serrano, acompañada de su Secretaria, Sor Flora Anasagasti, decididas a poner los medios necesarios a fin de conseguir  el pretendido proyecto.

Tras un amplio recorrido y búsqueda de lo más acorde y conveniente, la Divina Providencia les deparó una amplia casa con todas las condiciones necesarias para el desenvolvimiento de la Comunidad y el desempeño de su apostolado, sita en la C/ García Vinuesa, N º 28. Las Hermanas se trasladaron a esta Casa el día 1 de Diciembre de 1911.

Para saldar la deuda que les quedaba del coste de la casa, contribuyeron generosamente con donativos, desde el Sr. Cardenal a otras personas tanto pudientes como pobres. Nuestras Hermanas tampoco escatimaron sacrificios, pidiendo de puerta en puerta. Se vieron libres de esta penosa situación el día 19 de Junio de 1915, gracias a la generosidad de Madre Provincial, que canceló la deuda.

Esta casa, hoy situada en la Calle Santa Paula, 18 es  la sede del gobierno provincial, contando con un total de 20 Hermanas, de las cuales las más jóvenes o aún capaces de ejercer el ministerio se dedican a esta hermosa misión que mucho aprecian las familias sevillanas; otras, dada su avanzada edad o limitada salud, desempeñan  con verdadero espíritu de amor y servicio los quehaceres  más caseros de  cualquier  comunidad y oran con asiduidad, viviendo en plenitud esa carcterística de la Sierva de María, el ser:  “contemplativas en la acción”.


4 comentarios en “Casa de Sevilla

  1. Necesidad de alguien que esté por la noche pendiente de mi padre en su domicilio en Sevilla.Mi madre esta en el piso, ella esta bien pero no quiere quedarse sola con el.El duerme pero se levanta una o dos veces por si solo al servicio y se vuelve a acostar .Solo es porque se desorienta , tiene daño cerebral debido a un virus del herpes que le atacó al cerebro.Yo estoy agotada trabajo y tengo 2 niños , además de ir con mi padre por las tardes a rehabilitación .Sí fuera posible seria de 11:00 h de la noche a 7:30 h de la mañana.

    • Buenas tardes, Ana! Perdone pero no he visto antes el comentario.
      Resulta difícil atender a esas horas concretas. Creo sería mejor si hablara con nosotras y acordar horarios.
      Si continúa interesada y desea, puede llamarnos al: 954 56 07 42
      Un saludo cordial

  2. Buenas tardes¡¡
    Tengo a mi madre q es mayor y se ha caído, se ha roto la muñeca, yo trabajo pero ahora mismo no tengo problema para atenderla porque estoy de vacaciones, pero a partir del día 19 entró a trabajar, me haría falta algunos días por la noches y otros dias de dia.
    Por lo menos hasta q le quiten la escayola, y ella se pueda valer con las dos manos.
    Un saludo.

    • Buenas noches! Creo que ya respondí a su correo. Pedía algún contacto y sobre todo si es posible, hablar personalmente con nosotras en el teléfono 954 56 07 42. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *