Casa de Granada

FUNDACIÓN (1880)

Así narran las crónicas esta fundación:

-¡Bendito y alabado sea Jesús Sacramentado! -¡Sea por siempre bendito y alabado!

Tal es la inscripción que en caracteres góticos aparecía grabada en el frontis del zaguán de la casa que Dios nuestro Señor deparaba en la ciudad de Granada a las caritativas Siervas de María.

Había fallecido el 3 de junio de 1880 en esa ciudad la ilustre Sra., D.ª  Josefa López Moreno de Eguilaz, y por disposición testamentaria dejó encargado a sus albaceas se fundase en la ciudad de Boabdil una comunidad de religiosas Siervas de María para la asistencia de los enfermos.

Los testamentarios, que eran  los hermanos de la difunta, D. Luis y D. Joaquín, comunicaron a la Superiora General de las Siervas de María el deseo-petición de aquella señora y ofrecieron todo lo concerniente, para llevar a cabo la fundación.

La propia Fundadora, Madre Soledad, con las debidas autorizaciones, formó parte de la fundación. El día 20 de Junio salió para Granada en compañía de otra Hermana, para tratar en persona con los fundadores y enterarse de todo sobre el terreno. El 29 de junio, fiesta de los Apóstoles San Pedro y San Pablo, se instalaron definitivamente tres Siervas de María en la nueva residencia: Calle Solares número 4. La fundación de Granada era ya un hecho.

El 30 de Junio por la noche llegaron a la ciudad de la Alhambra el resto de Hermanas que habían de formar la nueva Comunidad. Las recibió la propia Madre Soledad con la Hermana Araceli y unas cuantas personas de la alta sociedad granadina.

El primer día después de la llegada de las Hermanas, en una Capilla improvisada, hicieron el ofrecimiento de obras, la meditación cotidiana y otras preces; a las siete se dirigieron con la Madre a la Basílica de nuestra Señora de las Angustias, Patrona de la ciudad, para colocarse todas, según el deseo de Madre Soledad, bajo el manto y protección de la excelsa Patrona de Granada.

Un mes, aproximadamente, estuvo en Granada la M. Soledad. Al marcharse, dejó escrito todo lo referente a la fundación de su puño y letra. Todos estos escritos los podemos encontrar en sus abundantes cartas, dirigidas a esta Comunidad.

La Comunidad, se vio expuesta a muchos cambios de domicilio, sobre todo a bastantes reparaciones; hasta que finalmente se instalaron en la espaciosa, alegre y céntrica casa,  de la C/ Niños Luchando, N º 8, en el año 1928.  Tel: 958 27 81 09.

Las Siervas de María en Granada, han ido marcando su propia historia en esta ciudad mora y cristiana, con su asistencia domiciliar a los enfermos más necesitados y tienen el honor de contar con tres Hermanas “mártires de la caridad ministerial”.

La ciudad de Granada, cual arena de playa, guarda con veneración, cariño y emoción, las huellas de grandes santos que han pateado sus calles: San Juan de Dios, San Juan de la Cruz, el Beato Fray Leopoldo… “Santa María Soledad”. Es para nosotras, Siervas de María, una gran honra y compromiso el saber que tenemos “rastros” tan humanos que dejaron sntidad a su paso por estas hermosas tierras; sobre ellas podemos y debemos caminar con firmeza hacia la santidad.

Siervas fervorosas   Fieles al carisma e impulso de Madre Soledad, las  Siervas de María continúan recorriendo los caminos de Granada encontrando y asistiendo: “enfermos solos con frío, dolor y soledad”

SAM_5486Capilla Granada

4 Replies to “Casa de Granada

  1. Desde el cielo Madre Soledad siempre velará por sus siervas para que sean bálsamo en la oscuridad del dolor. Que ella interceda para que haya jóvenes valientes que quieran consagrar sus vidas en esta misión que la Iglesia nos confía.

    Gracias al equipo de formación por mantener encendida esta lucecita que se abre a todo el mundo

    • Con esa certeza y confianza caminamos aliviadas, felices y con paso firme, sabiendo que ella, está presente entre nosotras infundiéndonos coraje, ilusión y convicción del gran don que poseemos.
      Gracias y adelante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *