Jornada mundial del enfermo

11 Feb

” Dando vida, sembrando

esperanza”

Es el lema con que el Santo Padre quiere celebrar en toda la Iglesia y con una  sociedad justa y capaz de compadecerse del prójimo, esta jornada de cercanía, sensibilización y compromiso para con los que sufren enfermedad, soledad y desesperanza. Ellos son los predilectos de Dios y lo son así mismo de muchas personas que, gratuita y gozosamente dedican su vida, su quehacer y su tiempo a sanar, atender y suavizar sus profundas heridas, sus largas noches de silencio y dolor.

Como Siervas de María, Ministras de los Enfermos, hoy     como cada día, renovamos el hermoso carisma de “asistencia a los enfermos” y llevamos a todos y cada uno, el calor de la presencia, la seguridad de nuestra atención esmerada y la fortaleza de la fe impregnada de esperanza, en la que es nuestra Madre y fuente de  Salud: “María Salud de los Enfermos”.

Acogemos y compartimos la interpelación de Benedicto XVI: “Si cada hombre es hermano nuestro, tanto más el débil, el sufriente y el necesitado de cuidados deben estar en el centro de nuestra atención, para que ninguno de ellos se sienta olvidado o marginado: de hecho, la medida de la humanidad se determina esencialmente en la relación con el sufrimiento y con el que sufre”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *